ENGLISH
SPANISH

Amor y otras drogas.

Article 15.03.20
Silvia Pérez

Escribí esto como una necesidad inmediata de soltar cosas. Domingo nodo sur activo. A todo esos amores que me dieron vida y me hicieron acariciar el cielo.

Escribí esto como una necesidad inmediata de soltar cosas. Domingo nodo sur activo. A todo esos amores que me dieron vida y me hicieron acariciar el cielo.

Quizás esto se veía más fácil de escribir en mi mente. En plena cuarentena y apunto de que los nodos del Karma pasen a mi casa cinco y once, pensé en que debería escribir un articulo sobre el Amor.

 

Para empezar muchas cosas que he aprendido son gracias a Mía Pineda @mia_astral, la famosa astrologa coach de Miami. Ella me enseñó a trabajar de una forma diferente las relaciones, a través de su chance diario y leerme sus libros varias veces. Y la recomiendo muchísimo.

Quizás esto se veía más fácil de escribir en mi mente. En plena cuarentena y apunto de que los nodos del Karma pasen a mi casa cinco y once, pensé en que debería escribir un articulo sobre el Amor.

 

Para empezar muchas cosas que he aprendido son gracias a Mía Pineda @mia_astral, la famosa astrologa coach de Miami. Ella me enseñó a trabajar de una forma diferente las relaciones, a través de su chance diario y leerme sus libros varias veces. Y la recomiendo muchísimo.

En plena cuarentena y apunto de que los nodos del Karma pasen a mi casa cinco y once, pensé en que debería escribir un articulo sobre el Amor.

 

En plena cuarentena y apunto de que los nodos del Karma pasen a mi casa cinco y once, pensé en que debería escribir un articulo sobre el Amor.

 

Retrocediendo unos cuántos años.

Cuando estaba en segundo de bachillerato, mi profesora de literatura comentó algo sobre el significado del amor. Me acuerdo que dijo; – Sí, yo preguntara a una alumna de cuarto de la ESO sobre el amor; ella escribiría dos o tres folios acerca de ello, en cambio si lo hiciera con una de segundo de bachillerato.. la respuesta sería mucho más conceptual.

 

En esa época estaba súper enamorada y tenía muchos borradores sobre llamémosle “El Primero”; no era algo muy sano, ni muy bueno para mi, ni me aportaba nada.. únicamente dolores de cabeza para una niña de dieciséis años. Fue la forma en la que le conocí lo que me hizo creer que podría ser como una peli (una peli de miedo). En ese entonces no tenía ni idea de que las decisiones que tomara en ese momento, o la forma en que me valorara iban a crear un patrón en mi vida. Inconscientemente estaba creando unos cimientos de lo que para mi serían las relaciones románticas. Nodo del karma natales casa uno y siete.

 

Yo me enamoré de él.. no por quien él fuera, sino por lo que yo creía que el podría ser. Escogemos el amor, elegimos de quien nos enamoramos y miente el que diga que no, elegimos dar oportunidades y te montas el show en tu cabeza con quien te apetece y te gusta. Ese amor, o ese tiempo de estar enamorada para mi y mis amigas (que sufrían por mi y todas las cosas que yo hacia) fue algo eterno, pero no duro más de dos años. Y después del “El Primero” hubieron bastantes más. Es algo que se deben entender de las lunas en sagitario, sus ansias de conocer y de pura libertad.

Retrocediendo unos cuántos años.

Cuando estaba en segundo de bachillerato, mi profesora de literatura comentó algo sobre el significado del amor. Me acuerdo que dijo; – Sí, yo preguntara a una alumna de cuarto de la ESO sobre el amor; ella escribiría dos o tres folios acerca de ello, en cambio si lo hiciera con una de segundo de bachillerato.. la respuesta sería mucho más conceptual.

 

En esa época estaba súper enamorada y tenía muchos borradores sobre llamémosle “El Primero”; no era algo muy sano, ni muy bueno para mi, ni me aportaba nada.. únicamente dolores de cabeza para una niña de dieciséis años. Fue la forma en la que le conocí lo que me hizo creer que podría ser como una peli (una peli de miedo). En ese entonces no tenía ni idea de que las decisiones que tomara en ese momento, o la forma en que me valorara iban a crear un patrón en mi vida. Inconscientemente estaba creando unos cimientos de lo que para mi serían las relaciones románticas. Nodo del karma natales casa uno y siete.

 

Yo me enamoré de él.. no por quien él fuera, sino por lo que yo creía que el podría ser. Escogemos el amor, elegimos de quien nos enamoramos y miente el que diga que no, elegimos dar oportunidades y te montas el show en tu cabeza con quien te apetece y te gusta. Ese amor, o ese tiempo de estar enamorada para mi y mis amigas (que sufrían por mi y todas las cosas que yo hacia) fue algo eterno, pero no duro más de dos años. Y después del “El Primero” hubieron bastantes más. Es algo que se deben entender de las lunas en sagitario, sus ansias de conocer y de pura libertad.

Escogemos el amor, elegimos de quien nos enamoramos.

Escogemos el amor, elegimos de quien nos enamoramos.

Debo añadir que siempre que aparece alguien mi vida, también se siente como un apoyo para mi. En esos dos años de idas y venidas con “El Primero”, apareció “Aries”, que sería un reflejo de lo último que he vivido.

 

Mi hermana, mis amigas, y el novio de mi hermana hacían todo lo posible porque yo olvidará al “El Primero”. Bueno conocí a “Aries” cuando el tenía novia y yo estaba de vacaciones con mis padres, era el mejor amigo del novio de mi hermana (cuando ellos se estaban conociendo). El día que le conocí nos pasamos toda la tarde hablando, le enseñé todas las fotos de mi móvil, hablamos de todo y me dolía la boca de tanto hablar. A diferencia del “Primero” yo no me sentía nada forzada a tener nada con él, era como que la conexión se daba sola.

 

Aclarar muchas veces cuando quedamos con alguien.. ya hay expectativas sobre lo que debemos o no debemos ser para el otro y no nos dejamos ser nosotros mismos. Esto es todo lo contrario a lo que me ocurrió con él.

 

“El Primero” y él, eran opuestos (Libra y Aries) pero tenían ambos cosas en común; la luna en capricornio, y alguna coincidencias más. Lo que pasó entre nosotros es que yo a él le gustaba, tenía novia, y aparecí yo.. que tenía en mente a otro y eso fue únicamente el comienzo. No era el momento, aunque después las cartas se barajearon otra vez.. Yo me enamoré de él, cuando vi todo lo que había hecho por mi, todo lo que habíamos vivido juntos, y sobretodo cuando le estaba perdiendo, por eso os digo que os podéis enamorar de cualquiera. Ya que día una día esa persona, lo puede ser todo haciendo click en tu mente. Fue una relación mucho más sincera, realmente para ser tan pequeños éramos personas muy maduras; él ya tenía su trabajo y yo estaba buscando algo que realmente me enganchara (Lo que vendría siendo la moda), termino porque había que dar un paso hacia delante y él ya tenía todo y yo únicamente estaba empezando, luego se estropeo todo mucho y ambos fuimos malas versiones de nosotros mismos. Como alguien que había sido todo se convirtió en nada. En una canción él sería Menos Que Un Amor Mas Que Un Amigo de Jarabe de Palo.

 

Debo añadir que siempre que aparece alguien mi vida, también se siente como un apoyo para mi. En esos dos años de idas y venidas con “El Primero”, apareció “Aries”, que sería un reflejo de lo último que he vivido.

 

Mi hermana, mis amigas, y el novio de mi hermana hacían todo lo posible porque yo olvidará al “El Primero”. Bueno conocí a “Aries” cuando el tenía novia y yo estaba de vacaciones con mis padres, era el mejor amigo del novio de mi hermana (cuando ellos se estaban conociendo). El día que le conocí nos pasamos toda la tarde hablando, le enseñé todas las fotos de mi móvil, hablamos de todo y me dolía la boca de tanto hablar. A diferencia del “Primero” yo no me sentía nada forzada a tener nada con él, era como que la conexión se daba sola.

 

Aclarar muchas veces cuando quedamos con alguien.. ya hay expectativas sobre lo que debemos o no debemos ser para el otro y no nos dejamos ser nosotros mismos. Esto es todo lo contrario a lo que me ocurrió con él.

 

“El Primero” y él, eran opuestos (Libra y Aries) pero tenían ambos cosas en común; la luna en capricornio, y alguna coincidencias más. Lo que pasó entre nosotros es que yo a él le gustaba, tenía novia, y aparecí yo.. que tenía en mente a otro y eso fue únicamente el comienzo. No era el momento, aunque después las cartas se barajearon otra vez.. Yo me enamoré de él, cuando vi todo lo que había hecho por mi, todo lo que habíamos vivido juntos, y sobretodo cuando le estaba perdiendo, por eso os digo que os podéis enamorar de cualquiera. Ya que día una día esa persona, lo puede ser todo haciendo click en tu mente. Fue una relación mucho más sincera, realmente para ser tan pequeños éramos personas muy maduras; él ya tenía su trabajo y yo estaba buscando algo que realmente me enganchara (Lo que vendría siendo la moda), termino porque había que dar un paso hacia delante y él ya tenía todo y yo únicamente estaba empezando, luego se estropeo todo mucho y ambos fuimos malas versiones de nosotros mismos. Como alguien que había sido todo se convirtió en nada. En una canción él sería Menos Que Un Amor Mas Que Un Amigo de Jarabe de Palo.

 

La mejor frase que podría definir lo que paso después es la que decía mi abuela “No hay primavera sin flores, ni juventud sin amores”.

La mejor frase que podría definir lo que paso después es la que decía mi abuela “No hay primavera sin flores, ni juventud sin amores”.

Le sume a todo lo anterior, el patrón de la distancia. Ojalá hubiera ido a terapia por aquel entonces. La mejor frase que podría definir lo que paso después es la que decía mi abuela “No hay primavera sin flores, ni juventud sin amores”. ¡Urano en Aries en mi casa ocho, empezaba a dar señales de vida!

 

He de decir que recomiendo mucho una convivencia y una amistad, antes de un click. Para mi algo totalmente necesario.

 

Luego vino “Todo lo que yo quería” fue casualidad, fue magia, fue diferente y fue todo. Coincidía con mi Retorno de Júpiter en Leo, con Eclipses en Libra. No se repetían los otros patrones, excepto uno; la distancia. Podría escribir muchísimo sobre él, dicen que lo eliges no necesita aprobación y fue exactamente lo que paso, y una sensación de merecimiento muy fuerte, quise romper con todos los otros patrones de “Aries” y quizá me equivoque un poco en ello, aún escuece.

 

Duro tanto su olvido, y a diferencia de los demás después no hubo “Clavos”, en mi corazón había un para Siempre. Y uno más uno sigue siendo uno, si uno quiere.

 

Le sume a todo lo anterior, el patrón de la distancia. Ojalá hubiera ido a terapia por aquel entonces. La mejor frase que podría definir lo que paso después es la que decía mi abuela “No hay primavera sin flores, ni juventud sin amores”. ¡Urano en Aries en mi casa ocho, empezaba a dar señales de vida!

 

He de decir que recomiendo mucho una convivencia y una amistad, antes de un click. Para mi algo totalmente necesario.

 

Luego vino “Todo lo que yo quería” fue casualidad, fue magia, fue diferente y fue todo. Coincidía con mi Retorno de Júpiter en Leo, con Eclipses en Libra. No se repetían los otros patrones, excepto uno; la distancia. Podría escribir muchísimo sobre él, dicen que lo eliges no necesita aprobación y fue exactamente lo que paso, y una sensación de merecimiento muy fuerte, quise romper con todos los otros patrones de “Aries” y quizá me equivoque un poco en ello, aún escuece.

 

Duro tanto su olvido, y a diferencia de los demás después no hubo “Clavos”, en mi corazón había un para Siempre. Y uno más uno sigue siendo uno, si uno quiere.

 

todas las relaciones (no solo las románticas) nos hacen avanzar y nos traen grandes lecciones de vida.

todas las relaciones (no solo las románticas) nos hacen avanzar y nos traen grandes lecciones de vida.

Y ahora alguien con los nodos opuestos a mi, con sol conjunción venus. La vida había dado tantas vueltas (echo de menos esos tiempos). Era verano de 2018, mediados de agosto, tuve un sueño con él llamémosle “Leo”. Yo le había conocido de vista antes que al “El Primero”, había pasado por Tuenti, Facebook durante más de diez años sin haber cruzado una palabra con él, a veces pasaba por donde el vivía y me preguntaba que habría sido de ese chico. Llegó a mi vida cuando yo estaba en la playa y no viviendo mis mejores tiempos, con el primer eclipse en cáncer yo había empezado a soltar más; que necesario es entender que con el puño cerrado no llegan cosas nuevas.

 

Para empezar yo pensaba que “Leo” era un capullo, ese tipo de chico que no he nombrado aquí pero que he conocido a muchos. Por eso jamás le había hablado. Yo ya sabía algo de astrología cuando le conocí, cosa que a los demás no. Yo jugaba a hacer cartas astrales y sinastrias cuando conocía a alguien. “Leo” me llamaba mucho la atención, tenía esa sensación de cuando no conoces a alguien y tienes grabado a fuego esa primera impresión, yo no podía ver más allá. ¡Yo era muy pequeña cuando eso ocurrió y me parecía lo más!

 

Cuando le hablé buscando una repuesta a mi sueño, él tenía novia y estaba viviendo donde yo había dejado parte de mi alma unos cuántos años atrás (Se sentía como la cueva del lobo, algo que yo conocía muy bien). A los pocos días cuando el sol pasaba por su marte natal.. dejó a su novia. Él había tenido un eclipse en leo, el mismo día de su cumpleaños y creo que fue algo karmico lo que sucedió.

 

Yo no pensaba que iba a tener otra vez esa conexión como con “Aries” y “Todo lo que yo quería” pero sucedió, podíamos contarnos absolutamente TODO, era muy profundo todo lo que hablábamos, yo no paraba de pensar este chico no se esta dando cuenta de todo lo que estamos tocando (Hablo a nivel emocional, intelectual y espiritual). Tuve mucho apego con él desde el principio, pero el no estaba preparado para tener nada (necesitaba un detox emocional) yo no quise verlo, ni dárselo. Había tanta atracción que sentí mucho miedo en el momento que toco conocerle en persona. ¿Os acordáis de “Aries” del comentario que hice sobre las expectativas, pues yo tenía todas con “Leo” y habíamos pasado mucho tiempo hablando antes de conocernos, y reitero pero no era el momento, al menos mi cuerpo así me lo decía, aunque mi boca se quedase callada. Creo que necesitaba ir mucho más despacio con él y pedirle mucho menos. Yo había creído que había tenido un Amor Agape con “Todo lo que yo quería”, pero no se fue hasta en ese momento cuando se dio. A su vez él estaba mostrándome todos mis patrones en mi cara, todo lo que yo no había trabajado durante años, él lo estaba sacando.

Y ahora alguien con los nodos opuestos a mi, con sol conjunción venus. La vida había dado tantas vueltas (echo de menos esos tiempos). Era verano de 2018, mediados de agosto, tuve un sueño con él llamémosle “Leo”. Yo le había conocido de vista antes que al “El Primero”, había pasado por Tuenti, Facebook durante más de diez años sin haber cruzado una palabra con él, a veces pasaba por donde el vivía y me preguntaba que habría sido de ese chico. Llegó a mi vida cuando yo estaba en la playa y no viviendo mis mejores tiempos, con el primer eclipse en cáncer yo había empezado a soltar más; que necesario es entender que con el puño cerrado no llegan cosas nuevas.

 

Para empezar yo pensaba que “Leo” era un capullo, ese tipo de chico que no he nombrado aquí pero que he conocido a muchos. Por eso jamás le había hablado. Yo ya sabía algo de astrología cuando le conocí, cosa que a los demás no. Yo jugaba a hacer cartas astrales y sinastrias cuando conocía a alguien. “Leo” me llamaba mucho la atención, tenía esa sensación de cuando no conoces a alguien y tienes grabado a fuego esa primera impresión, yo no podía ver más allá. ¡Yo era muy pequeña cuando eso ocurrió y me parecía lo más!

 

Cuando le hablé buscando una repuesta a mi sueño, él tenía novia y estaba viviendo donde yo había dejado parte de mi alma unos cuántos años atrás (Se sentía como la cueva del lobo, algo que yo conocía muy bien). A los pocos días cuando el sol pasaba por su marte natal.. dejó a su novia. Él había tenido un eclipse en leo, el mismo día de su cumpleaños y creo que fue algo karmico lo que sucedió.

 

Yo no pensaba que iba a tener otra vez esa conexión como con “Aries” y “Todo lo que yo quería” pero sucedió, podíamos contarnos absolutamente TODO, era muy profundo todo lo que hablábamos, yo no paraba de pensar este chico no se esta dando cuenta de todo lo que estamos tocando (Hablo a nivel emocional, intelectual y espiritual). Tuve mucho apego con él desde el principio, pero el no estaba preparado para tener nada (necesitaba un detox emocional) yo no quise verlo, ni dárselo. Había tanta atracción que sentí mucho miedo en el momento que toco conocerle en persona. ¿Os acordáis de “Aries” del comentario que hice sobre las expectativas, pues yo tenía todas con “Leo” y habíamos pasado mucho tiempo hablando antes de conocernos, y reitero pero no era el momento, al menos mi cuerpo así me lo decía, aunque mi boca se quedase callada. Creo que necesitaba ir mucho más despacio con él y pedirle mucho menos. Yo había creído que había tenido un Amor Agape con “Todo lo que yo quería”, pero no se fue hasta en ese momento cuando se dio. A su vez él estaba mostrándome todos mis patrones en mi cara, todo lo que yo no había trabajado durante años, él lo estaba sacando.

Mía suele decir que nadie se queda con quien le ayuda a sanar la herida, en el sentido que cuando dejas la terapia, dejas el grupo de terapia. Yo era muy consciente de que ambos estábamos trabajando como espejos, y que en algún momento alguno diría bye.. no se lo decía a él pero lo sabia. Con eclipses en sus casas tres y nueve, estaba ansioso por conectar y sentir. A diferencia de mi que yo había sentido todo, él decía que nunca se había enamorado. Aunque el es muy sensible (Júpiter en cáncer, en casa ocho)

 

Con “Leo” aprendí del Amor hacia mi misma antes que al otro. El valorar tiene que darse siempre, porque aunque se dé una conexión total sino te valoras ti mism@, es como regalarse y el Amor es un jodido juego; donde que hay poner Sanos Limites desde su inicio. A “Leo” le regalé muchísimas cosas sin tener que pelearlas, pero tampoco podía caer con él a la piscina de espaldas. Habíamos estado tan unidos, tan cerca, todo el tiempo, y yo necesitaba cortar todo el contacto con él. Pues él había pasado a ser lo que yo pensaba en un principio.. cuando la luna y venus se juntaron en Acuario, en su casa cuatro. Y me parecía mas que tóxico  seguir a su lado. Aunque debí advertirle que la situaciónes/relaciones que comienzan o se dan con Urano activo fuerte, terminan  igual de volátiles que el propio Urano.

Falta la retrogradación de Venus en Géminis, que se da en mi casa cinco.

No sé si será un paréntesis o las cartas se volverán a barajear, pero absolutamente y como dice Mía todas las relaciones (no solo las románticas) nos hacen avanzar y nos traen grandes lecciones de vida. 

 

– Ese silencio fue sonoro.

A veces, ayer como hoy, se escucha el Amor cuando más callado estás. “La noche soñada” Maxim Huerta. Lo leí en otoño del 2014.

 

Mía suele decir que nadie se queda con quien le ayuda a sanar la herida, en el sentido que cuando dejas la terapia, dejas el grupo de terapia. Yo era muy consciente de que ambos estábamos trabajando como espejos, y que en algún momento alguno diría bye.. no se lo decía a él pero lo sabia. Con eclipses en sus casas tres y nueve, estaba ansioso por conectar y sentir. A diferencia de mi que yo había sentido todo, él decía que nunca se había enamorado. Aunque el es muy sensible (Júpiter en cáncer, en casa ocho)

 

Con “Leo” aprendí del Amor hacia mi misma antes que al otro. El valorar tiene que darse siempre, porque aunque se dé una conexión total sino te valoras ti mism@, es como regalarse y el Amor es un jodido juego; donde que hay poner Sanos Limites desde su inicio. A “Leo” le regalé muchísimas cosas sin tener que pelearlas, pero tampoco podía caer con él a la piscina de espaldas. Habíamos estado tan unidos, tan cerca, todo el tiempo, y yo necesitaba cortar todo el contacto con él. Pues él había pasado a ser lo que yo pensaba en un principio.. cuando la luna y venus se juntaron en Acuario, en su casa cuatro. Y me parecía mas que tóxico seguir a su lado. Aunque debí advertirle que la situaciónes/relaciones que comienzan o se dan con Urano activo fuerte, terminan igual de volátiles que el propio Urano.

Falta la retrogradación de Venus en Géminis, que se da en mi casa cinco.

No sé si será un paréntesis o las cartas se volverán a barajear, pero absolutamente y como dice Mía todas las relaciones (no solo las románticas) nos hacen avanzar y nos traen grandes lecciones de vida.

– Ese silencio fue sonoro.

A veces, ayer como hoy, se escucha el Amor cuando más callado estás. “La noche soñada” Maxim Huerta. Lo leí en otoño del 2014.

 

CREDITS


Silvia Pérez

RELATED POSTS